Menos miel y más problemas de comercialización

Portal Apícola/ Las abejas también son víctimas de la sequía, esto generó una cosecha tardía con rindes inferiores a los habituales a cada región, mayores costos de producción y un precio que no acompaña

Apicultura 11/03/2023 Acción Rural Acción Rural
seuia abejas

Los apicultores están muy preocupados porque la producción de miel va a registrar uno de los valores más bajos de la historia. La falta de precipitaciones, al igual que en otras actividades agropecuarias, impactó de lleno y la situación económica comienza a complicarse.

La prolongada sequía que afecta a casi todos los sistemas productivos de nuestro país está generando alteraciones en las distintas actividades y la apicultura no escapa a este drama. Ocurre que este fenómeno climático puede tener una influencia variable en la productividad de miel en las colmenas. La misma está condicionada por diferentes factores, entre otros, la distribución de las lluvias y su relación con los ambientes en los que se encuentran las colonias.

Los apicultores de expresan que nuestro país tendrá una campaña austera de producción de miel. Agregan que en las regiones donde las lluvias no acompañaron la situación es desastrosa y los apicultores van a sufrir importantes pérdidas de producción.

La falta de floración
Las perspectivas no son para nada alentadoras en los campos del norte bonaerense como Ramallo, Pergamino, Salto, Arrecifes, San Pedro, entre otras zonas. En todos los sitios la situación es extremadamente compleja.

Algunos pudieron trasladar colmenas a las islas del Paraná para poder conseguir mejor alimento para sus abejas, aunque saben que la miel que obtendrá allí es más oscura y en este momento hay problemas de comercialización y se paga menos.

La falta de lluvias generó una clara falta de vegetación en el campo y, por ende, de floración.
Estiman que las pérdidas productivas serán de alrededor del 40% en esta zona. No hay dudas que es un número que asusta.

Además, destaca que fue un año atípico, más allá de la sequía los viene preocupando desde hace más de dos temporadas. “Venimos sufriendo mucho la falta de floración en la apicultura desde hace mucho tiempo, pero nunca como este año”, aseguran los productores.

En ese sentido, explicó que el apicultor que vive exclusivamente de la actividad está muy golpeado. Si baja la producción, baja la rentabilidad y aumentan los costos. No es un buen panorama para los que viven de esta actividad.

La falta de precipitaciones provocó que los arroyos se secaran y este recurso importante brilló por su ausencia por lo que muchos apicultores tuvieron que llevarle agua a las abejas para que pudieran producir.

En Santa Fe la situación es compleja
De acuerdo a lo que explican los especialistas del INTA Casilda, en amplias regiones del sur santafesino es escaso el monte nativo y existen agrupamientos arbóreos implantados en pequeña cantidad. Por eso, la disponibilidad de agua en el corto plazo es vital para que se implanten y crezcan especies que brinden recursos alimenticios a las abejas.

“La productividad de las colmenas estará condicionada por la presencia y la capacidad de estas especies vegetales para desarrollarse y llegar al estado reproductivo ofreciendo polen y néctar en cantidades adecuadas”, describen.

1669256785100

En ese sentido, Ezequiel Bertozzi, veterinario y autor del informe, explica que el resultado se plasmó en la variabilidad de la condición de las colmenas entre los diferentes apiarios. “Las colmenas que no se alimentaron oportunamente, sosteniendo su desarrollo de manera artificial, probablemente tendrán un pobre desempeño productivo”, dijo.

En las empresas apícolas, el valor de los alimentos artificiales, tiene un notable peso en el costo de producción, y es de esperar que impacte en el costo por kilo de miel producido.

Entre Ríos complicada
Al igual que la mayoría de las producciones, la miel también fue afectada por la sequía. El porcentual de la caída en la producción es importante, salvándose particularmente la cosecha de noviembre y diciembre. “Todo lo que tiene que ver con cosechas de praderas, alfalfa y girasoles. Ese 20 por ciento lo dio el monte natural, el resto de las producciones se perdió. Hay productores que no han cosechado”, explicó Víctor Lovatto, un referente apícola del departamento Federación.

La caída impacta en una provincia que está entre las primeras productoras de miel. A modo de ejemplo señaló que de 600 colmenas, solo se obtuvieron 4 tambores frente a “un promedio de 40 a 45 kilos por colmena”.

Lovatto comentó que “terminada la flora natural de los montes, hay una caída por sequía casi en un 90 por ciento” y señaló que por el exceso de la temperatura “las reinas dejan de producir abejas. Las crías se mueren. A la colmena le puede faltar la flor pero no le puede faltar el agua”.

De a poco mejoran las expectativas de cosecha
“La primera vuelta fue bastante floja, pero ahora se está viendo que la situación se está revirtiendo, más que nada en los campos donde hay girasol, que por suerte se ve mucho. Está habiendo una entrada abundante de néctar y vamos a ver si alcanza para compensar la situación y acercarnos a una cosecha normal”, explicó el técnico Mauricio Parravicini, referente apícola de Tres Arroyos.

“Hasta enero pintaba para una cosecha de 10 o 12 kilos por colmena, ahora con esta entrada que estamos teniendo esperamos que se asemeje a una cosecha normal, que son 40 kilos. No sé si vamos a lograr eso, pero esperamos llegar aunque sea a los 30 kilos”, agregó.

Para que las nuevas expectativas se cumplan debe ocurrir lo que viene ocurriendo desde que arrancó 2023: que se den precipitaciones. “Si las lluvias nos siguen acompañando, una vez que se termine el girasol habrá algún campo natural con floración, así que se va a poder sacar miel de acá a los primeros días de marzo”, analizó el especialista.

En la zona de Chascomús, el año que arrancó muy malo, muy seco, después vinieron unas lluviecitas en diciembre, pocos milímetros y escalonados que permitieron “zafar”. Hablan de promedios de 25 kilogramos para la región.

Cosecha de miel record en la región de la costa
Entre el 5 y el 9 del pasado mes de enero dio comienzo en la región la cosecha de miel considerada record por los apicultores locales, que se sorprendieron por la gran producción que superó las expectativas de todos ellos.

A pesar de la falta de lluvias, los campos de la región tuvieron precipitaciones que para la miel han sido suficientes, no para otro tipo de producción. Pero están sorprendidos porque la cosecha supera sus expectativas, pasando a ser la mejor de los últimos 20 años.Hablan de rindes de entre 50 y 60 kilos por colmena.

Los mejores rindes se obtuvieron en el Partido de General Madariaga, Partido de Maipú, parte del Partido de Lavalle y también parte del Partido de Mar Chiquita. Las lluvias han sido desparejas, pero los mejores rindes están en los campos de Madariaga y de Maipú.

A la caída de la producción por la sequía, se suman las dificultades para exportar las mieles oscuras

Al panorama planteado sobre la apicultura, se suman las dificultades en la comercialización del producto. “Solo se están comercializando mieles claras. Las oscuras no se están aceptando en el mercado hoy. Los exportadores dicen que hay países que están produciendo mucha miel oscura en otros lugares, que hay cambios de economía, que no les conviene comprar a Argentina y que hay una baja de consumo en el mundo. Está difícil colocar mieles oscuras en el mercado”, afirmó Lovatto.

Por estos días el kilo de miel al apicultor se lo pagan entre 470 y 480 pesos. Pero no es fácil ubicar los tambores por estos días. Hoy están comprando por color, las mieles de más de 50 milímetros (más oscuras) no las compran o las pagan 290 pesos el kilo. Y a medida que bajan el milimetraje va subiendo el valor, llegando a 500/510 pesos, hasta 34mm.

En la zona con girasol, los apicultores están cosechando una miel de entre 40 y 50 milímetros, y hasta ahora no han tenido problemas los que decidieron vender algunos tambores. Una vez que se van acercando a los 60 milímetros ya no la compran o pagan entre 290/230 pesos.

La cotización de la miel oscura es hasta un 30% menor a la clara y eso se vincula con el destino: Norteamérica compra el 75% de mieles claras, mientras que los mercados europeo y asiático en general demandan distintos tipos de miel, aunque se complica con las oscuras.

“Si bien la miel oscura es tan miel como la clara, los exportadores explican que el mercado europeo demanda las claras “porque el gusto también entra por la vista”. La miel argentina por lo general su utiliza como correctora, es decir, que lo mezclan con mieles oscuras para aclararlas y también suavizarles el sabor, porque las oscuras son un poco más fuertes. En La Pampa se sacó miel clara y oscura. La clara se vendió fácil, la otra está complicada de ubicar”, contó Parravicini.

Pese a que hoy el precio internacional de la miel supera los dos dólares (tomando la cotización del oficial) cuando históricamente rondó un dólar, es imposible saber si van a cerrar los números de los apicultores aún en caso de llegar a una cosecha de rindes cercanos a los normales.

WhatsApp Image 2024-03-04 at 16.59.51

Te puede interesar
432668124_430132529399916_572319483960332029_n

Difunden el programa completo de la Expo Apícola de Maciá

Acción Rural
Apicultura 19/03/2024

El Municipio maciaense presentó el detalle del evento que se realizará del 22 al 24 de Marzo y que convertirá a la localidad del departamento Tala en el epicentro de la apicultura nacional. Una amplia oferta en capacitaciones y en la cartelera artística prometen generar una gran fiesta

Lo más visto